Sobre mí

Escribir sobre uno mismo es difícil cuando realmente te interesa más que sea el contenido el que llegue y no la vida y milagros de su autor.

De todas formas voy a satisfacer tu ansia cotilla, aunque no esperes que te lo cuente todo, eso lo reservo a mis amigos.

Nací en la república independiente de Galicia hace bastantes años pero soy emigrante y me he ido yendo, a través de la península, hacia el este; hasta que apareció el mar y ya no pude seguir.

Llevo casi 22 años en el negocio informático. He trabajado como técnico de hardware y administrador de sistemas y más tarde como programador y analista, y en ello sigo.

En la informática he tocado de casi todo, desde limpiar teclados en la época en que eran demasiado caros como para tirarlos (con algodón y una goma de borrar) hasta meterme dentro de cajeros automáticos; he recibido 10000 voltios y se me ha dormido el brazo por tocar un monitor en el sitio equivocado y me he subido a tantas escaleras para instalar antenas parabólicas que ya he perdido la cuenta.

He administrado redes con Windows, me he peleado con redes Novell (¡uuuuh viejuno!), he trasteado con VMS, HP-UX, hasta me he comido algún S-36 de IBM. Linux lo disfruto, personalmente, y lo he sufrido, profesionalmente.

Comencé programando en C, con el antiguo Turbo C de Borland. Luego ataqué a C++, a Delphi, a Visual Basic (comencé con la versión 4, en la era “pre objetos”), sufrí Java, hice mis historias con PHP, toco Javascript, C# es el pan nuestro de cada día y ahora estoy centrándome en Python (y espero no abandonarlo porque estoy “enamorado”).

Conocí el nacimiento de los servlets de Java y el JSP (muchos creeréis que siempre han estado ahí). Desarrollé servicios con CORBA y con Tuxedo en C++ y no le he hecho ascos a programar con la API de Windows a pelo, además de pelearme a muerte con COM.

En resumen, que no le tengo miedo a nada, lo he tocado casi todo y soy un eterno aprendiz porque me niego a especializarme y encasillarme. Eso no ha sido problema para que trabajase como arquitecto en entornos Microsoft y en alguna ocasión con J2EE (una época a olvidar). Prefiero las tripas que la piel así que es probable que lo que yo haya hecho no se vea demasiado: lo mío solo se nota cuando falla.

Actualmente trabajo en “una de las grandes” de las cárnicas de este país, y hace tiempo que no me dejan tocar el código; me paso la vida haciendo documentos. Para no estancarme, en mi tiempo libre me dedico a “mis cosas”, trasteando cada día con algo nuevo.

El aspecto personal lo resumiré en que soy anarquista militante, que adoro el hard rock y que considero que los gatos heredarán la tierra (a ver si nos extinguimos de una vez, que les vamos a dejar un planeta de mierda).

Y quien quiera conocerme que pregunte. Lo de  responder, ya veremos…

 

A quien pueda interesar, aquí va mi link de delicious. Disfrutadlo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*